Plaza de la Villa de Madrid, el centro histórico

Plaza de la Villa de Madrid, el centro histórico de la capital

La Plaza de la Villa de Madrid se ubica en el casco histórico de la ciudad, muy cerca del Palacio Real, de la Puerta del Sol y de la Plaza Mayor. Es un lugar con mucha tradición y de mucha belleza, y en él podrás contemplar uno de los conjuntos monumentales que mejor están conservados en la capital de España.

Vamos a dar un bonito paseo por su historia y te contamos qué puedes ver en esta plaza madrileña.

La historia de la Plaza de la Villa de Madrid

Esta plaza se convirtió en uno de los lugares más importantes de Madrid durante la época medieval. De ella parten tres calles que conformaban el trazado primigenio de la capital: la calle Codo (que también te recomendamos que visites), la calle Cordón y la calle Madrid, que se encuentra bajo un pasadizo elevado que discurre entre la Casa de la Villa y la Casa de Cisneros (luego te hablaremos de ellas).

En la Edad Media, este lugar se denominaba Plaza del Salvador, ya que la parroquia de San Salvador se encontraba en la esquina de la calle Mayor con la calle Señores de Luzón. Esta parroquia fue derribada en el año 1842.

Fue en el siglo XV cuando la plaza pasó a llamarse Plaza de la Villa; coincidió en el tiempo con la condecoración de Madrid como Noble y Leal Villa, título que fue entregado por el rey Enrique IV de Castilla (1425-1474).

¿Qué ver en la Plaza de la Villa de Madrid?

Ahora nos adentramos en la plaza, por la que podrás pasear tranquilamente ya que es una plaza peatonal, y nos vamos a detener en los edificios que encontrarás en ella; algunos de ellos se consideran de los más importantes y antiguos dentro de la historia de Madrid: datan de los siglos XVI, XVI y XVII.

Monumento a Álvaro de Bazán

El centro de la plaza de la Villa está presidido por el monumento a Álvaro de Bazán, un militar español del siglo XVI nombrado por Felipe II Capitán General de las Galeras de España y que empleó por primera vez infantería de marina para llevar a cabo operaciones anfibias.

En el año 1888, para celebrar el tercer centenario de su muerte, el Ayuntamiento de Madrid tomó la decisión de levantar un monumento. Esta escultura fue inaugurada por la reina regente María Cristina de Habsburgo el 19 de diciembre de 1891. Es obra de Mariano Benlliure.

Antes de colocar esta escultura había una fuente, que fue sustituida por una estatua de Carlos V y, finalmente, por esta de bronce del almirante Álvaro de Bazán que en la actualidad está ubicada sobre un pequeño jardín con flores que añade un toque colorido al lugar.

Casa y Torre de los Lujanes

La Casa y Torre de los Lujanes es el edificio más antiguo de esta plaza y también ostenta el honor de ser el edificio civil más antiguo de todo Madrid. Data del siglo XV, es de estilo gótico-mudéjar, fue la residencia de la familia de Luján y ahora es la sede de la Academia de Ciencias Morales y Políticas.

Cuenta la leyenda que el rey Francisco I de Francia fue encerrado en esta torre y convertido en prisionero durante la batalla de Pavía de 1525.

Casa de Cisneros

Este palacio del siglo XVI fue mandado construir por Benito Jiménez de Cisneros, sobrino del Cardenal Cisneros. Es de estilo renacentista y tiene decoración plateresca.

El Ayuntamiento de Madrid se lo compró a los herederos de la casa de Oñate a principios del siglo XX para poder ubicar aquí algunas de sus dependencias municipales. Como ya te adelentábamos al comienzo, está comunicado con un pasadizo elevado con la Casa de la Villa.

Casa de la Villa

La Casa de la Villa data del siglo XVII. Fue encargada por el rey Felipe IV en el año 1629 para poder celebrar en ella las reuniones del Concejo. El arquitecto Gómez de Mora se ocupó de su diseño; las obras comenzaron en 1645 y el edificio estuvo terminado en el año 1693. En la fachada norte tiene una galería de columnas, obra de Juan de Villanueva, que data de finales del siglo XVIII.

Es de estilo barroco y fue sede del Ayuntamiento de Madrid hasta que esta se trasladó al Palacio de Cibeles en el año 2007. En su interior destaca el Salón de Plenos, el Salón de Goya, la Capilla de Palomino y el Patio de Cristales, entre otros espacios.

Por otro lado, dentro también se custodia la figura original de la estatua de la Mariblanca, cuya réplica se expone en la Puerta de Sol.

Y hasta aquí nuestro recorrido por una de las plazas más bonitas y antiguas de Madrid. Si estás paseando por el Madrid de Los Austrias, considerado uno de los barrios indispensables en tu visita a la capital, la Plaza de la Villa de Madrid será parada obligatoria.

Créditos: Imagen completa de la plaza, con Casa de Cisneros al fondo


Abrir chat
1
Hola 👏🏻
Can i help you?
¿Puedo ayudarte?
Kann ich Ihnen helfen?
Puis-je vous aider?
Powered by