Todo sobre la Catedral de La Almudena en Madrid

Descubre La Catedral de La Almudena en Madrid

Conocer Madrid es descubrir sus calles, su cultura, su gastronomía y, también, sus edificios más emblemáticos. La Catedral de La Almudena en Madrid es un templo que puedes visitar durante tu viaje a la capital española; vamos a darte un pequeño adelanto para que, después, lo veas y disfrutes con tus propios ojos.

Para apreciar toda su belleza te recomendamos visitar su interior. Te adentrarás en lugares mágicos como la Cripta de la Catedral de la Almudena. Además, tendrás la oportunidad de aprender sobre la historia y el arte que hay en ella a través de un recorrido por este lugar, que fue el primero en terminarse durante la construcción del templo. De hecho, en 1911 ya fue abierta al culto.

La cripta es de estilo neorrománico con influencias bizantinas. Te asombrarán sus más de 500 columnas, 50 de ellas monolíticas y ninguna igual a otra; todas impresionantes tanto por su tamaño como por la piedra y la belleza de sus capiteles.

La Catedral de la Almudena en Madrid: un poco de historia

En cuanto a la Catedral de Nuestra Señora la Real de la Almudena, sus orígenes datan de finales de 1868, momento en el que la Congregación de Esclavos de la Virgen de la Almudena pidió permiso al Arzobispo de Toledo para levantar otra iglesia dedicada a la Virgen. Doña Mª de las Mercedes, esposa de Alfonso XII, apoyaba esta propuesta.

Fue diez años después cuando Francisco de Cubas (más tarde convertido en Marqués de Cubas) fue encomendado para elaborar el proyecto de construcción de una iglesia. La primera piedra fue colocada el 4 de abril de 1883 por Alfonso XII.

Esta iglesia se convirtió en Catedral cuando Madrid fue nombrada diócesis por el Papa León XIII en el año 1884. La idea inicial fue modificada para que esta iglesia se transformara en un templo con un proyecto mucho más ambicioso en cuanto a su arquitectura y dimensiones.

Diferentes etapas de las obras en la Catedral de la Almudena en Madrid

Las obras han pasado por diferentes fases desde el comienzo. En 1944 el director general de Bellas Artes, Marqués de Lozoya, convocó un concurso nacional para darle una nueva visión arquitectónica a la catedral.

Los arquitectos vencedores, Fernando Chueca Goitia y Carlos Sidro, modificaron la idea primigenia para adecuar el edificio al entorno; entre otros cambios, hicieron descender la altura del templo paras que el conjunto con el Palacio Real resultara más armonioso: pasó de 32 a 25,8 metros. Con este proyecto ganaron el Premio Nacional de Arquitectura de 1944 y el resultado es la actual Catedral de la Almudena, todo un símbolo para los madrileños.

Como curiosidad, te contaremos que todas las catedrales están tradicionalmente orientadas hacia el este-oeste excepto la Catedral de la Almudena en Madrid, con orientación norte-sur. Esto se debe a que, en sus orígenes, fue proyectada como parte del conjunto del Palacio Real y su fachada principal mira hacia la fachada sur del Palacio.

La Virgen de la Almudena

Según narra la leyenda la imagen de Santa María la Real de la Almudena llegó a España de manos del Apóstol Santiago; cuentan que fue pintada por San Lucas y tallada por Nicodemus. Aunque una cosa sí que parece estar clara: los madrileños la han venerado desde siempre.

La talla actual de la Virgen de la Almudena está confeccionada con madera de pino dorada y policromada. Su origen se remonta a finales del siglo XV o principios del XVI. Existen otras representaciones de la Virgen; hay una en la cripta, otra en el museo, otra en el muro de la cuesta de la Vega y otra que asiste a las procesiones y que preside los actos eclesiásticos fuera del templo.

El Museo de la Catedral de la Almudena en Madrid

Para conocer más a fondo todos los rincones de este templo también tienes opción de visitar el Museo de la Catedral de la Almudena. El recorrido comienza en la Sala Capitular y la Sacristía Mayor, que están decoradas con mosaicos del sacerdote esloveno P. Marko I. Rupnik.

El primer espacio expositivo de este museo está protagonizado por el origen y la historia de esta iglesia madrileña. Después, podrás ver las salas dedicadas a los Patronos de la ciudad: Santa María la Real de la Almudena y San Isidro Labrador. Asimismo, podrás contemplar una selección de ofrendas y donaciones, y el códice de Juan Diácono, considerado el documento más antiguo de la vida de San Isidro.

Finalmente, la visita asciende a la cúpula de la Catedral; aquí podrás contemplar unas vistas maravillosas de Madrid desde un punto privilegiado.

Existe una segunda galería del museo en la que, a través de los siete Sacramentos, se explica la liturgia de la Iglesia Católica.

El museo está abierto de lunes a sábado de 10.00 a 14.30 horas. La entrada cuesta 6 euros y hay distintas tarifas reducidas para estudiantes, jóvenes de entre 10 y 16 años, mayores y personas en situación de desempleo o con discapacidad.

Ahora te toca descubrir a ti toda la belleza y tradición de la Catedral de la Almudena en Madrid. Admirar sus rincones interiores y conocer las historias que nos cuenta. Una visita muy recomendable para realizar con la llegada del buen tiempo.

Créditos: Exterior de la Cathedral, Madrid


Abrir chat
1
Hola 👏🏻
Can i help you?
¿Puedo ayudarte?
Kann ich Ihnen helfen?
Puis-je vous aider?
Powered by